palimpsesto luz10

PALIMPSESTOS

-¿Mande? , grita una señora aparentemente muy indignada hacia el centro de la cuarta fila. – Eso tiene que ser cosa de médicos. A uno que conocía yo se los detectaron y se murió, se oye murmurar a dos jóvenes junto a la salida de emergencia. -Esto es una estafa!!, grita muy airado un señor con bigote.

Ante este revuelo del exigente público que se congrega por estos lares, pensé en sugerir que googlearan pechakucha junto con mi nombre y hallarían la respuesta a sus inquietudes. Afortunadamente me di cuenta de que eso sería un grave error así que lo explicaré aquí mismo para que el sagaz lector del blog ahorre tiempo, que ya se sabe que Google y Youtube son muy traicioneros.

Hace unos meses, por esas casualidades de la vida que se dan sin saber muy bien por qué, se puso en contacto conmigo Kike, organizador de PechaKucha Night Valladolid y como a éste, su seguro y fiel servidor, si le ponen un charco delante se tira de cabeza, pensé que el intentar sacar adelante una iniciativa así en una ciudad como Valladolid se merecía todo el apoyo que pudiera conseguir y más. Dado que el apoyo económico iba a ser que no, le propuse que yo podría ser presentador «con el tema de los palimpsestos, que siempre me ha interesado».  Supongo que usted, ávido lector y avispado internauta si no lo ha hecho ya, ha de estar a punto de poner la palabreja en su buscador de respuestas online favorito y acabar de una vez con esta farsa. Deténgase, deme la oportunidad de saciar su curiosidad.

-No aguanto más. Me voy!! -vocea el señor del bigote mientras se quita las gafas cargado de ira, se levanta y se va haciendo grandes aspavientos y maldiciendo por lo bajini.

Tras un breve intercambio de mails, nos reunimos los presentadores de la segunda edición de PechaKucha Valladolid para que nos contaran de qué iba aquello y nos conociéramos antes de lanzarnos al ruedo. Allí, tomando un café mientras algunos chorreábamos empapados por la lluvia primaveral y por haber ido en bicicleta nos fuimos conociendo… o reconociendo. A algunos ya les conocía como a Raquel Cabrero de los cursos de Doctorado o a Pedro Gallego por temas de trabajo. Cuando vi a Kike, nos dijimos «hombre, si que te conozco de la Escuela» -Esa frase tan repetida cuando a lo largo de los años te vas encontrando con gente con la que quizás nunca hayas cruzado una palabra pero has compartido clases, pasillos y ojeras en la Escuela -A una chica de la segunda fila se le escapa una lagrimita nostálgica. Una vez más pensé que los arquitectos tendemos a meternos en toda clase de follones, muchas veces sin saber demasiado bien por qué.

A parte de la gente conocida, cuando expusimos de qué íbamos a hablar cada uno, vi que en este mundo (si, incluso en Valladolid) hay gente interesante con ideas interesantes: desde gente que cuenta cuentos a itinierantes que recorren el mundo en bicicleta. De enamorados de google a modistas comprometidas… y arquitectos casi doctores o enfrascados con la arquitectura eficiente o con pequeños objetos de arte cotidianos

Para aquellos de ustedes que no lo sepan, PechaKucha es un invento que nació en Japón y que, básicamente consiste en reunirse en un local (bar, teatro, auditorio, estadio de fútbol…) y, empleando 20 imágenes durante 20 segundos cada una, contar aquello que quieras contar.

Y yo iba a hablar de palimpsestos. De hacer un viaje a través de ellos. Solo necesitaba 20 palimpsestos de 20 ciudades.

Foto!

Valladolid

Valladolid

Palimpsesto es una palabra de origen griego que quiere decir «grabado nuevamente» y que hace referencia a la antigüedad cuando se aprovechaban los pergaminos ya escritos, se raspaban y se volvían a utilizar quedando la huella de la escritura anterior.

Roma

Roma

Se trata de una idea de estratos, de capas superpuestas como en esta estatua parlante de Roma, el Pasquino, donde la gente desde hace siglos pega sus escritos, versos, ideas, etc.

Helsinki

Helsinki

Pero estos estratos no tienen por qué ser físicos: en este escaparate de Helsinki vemos el cartel que está sobre el vidrio que está delante de los elementos expuestos y sobre el que se produce un cuarto estrato virtual que sería el reflejo de lo que está enfrente.

Frankfurt

Frankfurt

El porqué me interesa esta idea de capas superpuestas de la huella del pasado seguramente tenga que ver tanto con la arquitectura como con la fotografía. Por un lado cómo el tiempo modifica algo de manera no planeada y por otro qué efecto estético se genera.

Madrid

Madrid

En muchos casos estas modificaciones nos dejan ver tan solo fragmentos que pueden ser más interesantes de la totalidad de lo que había. Una visión erótica en la que es más importante lo que se intuye que lo que se ve.

La Coruña

La Coruña

Otras veces nos encontramos con situaciones que interiorizamos y le damos un sentido en función de aspectos personales como en este graffiti de La Coruña en el que alguien , posteriormente, escribió «Bea» y lo convirtió en un retrato perfecto de mi amiga Beatriz.

La Seca

La Seca

En ocasiones esas fotografías lanzan un mensaje claro y rotundo como en este caso en La Seca, donde para protestar contra una línea de alta tensión el pueblo entero se convirtió en un grito de oposición que aún hoy, varios años después, se puede ver.

Salamanca

Salamanca

Estas fotografías también nos pueden situar en un momento concreto como en esta del 14N en la que se hace referencia a un día exacto y a una situación como la que vivíamos el 14 de Noviembre del año pasado. Ahora estamos aún peor.

Lisboa

Guimaraes

Hacer una foto a una foto nos puede servir de excusa para inventarnos una historia. No se de qué era ese cartel, no nos da ninguna información ni del tiempo ni del lugar. ¿Qué más da? somos nosotros los que le podemos dar el significado que queramos.

Estoril

Estoril

También podemos tener una presencia masiva de elementos con muchísima información. Muchísimos datos que nos situan en el tiempo y en el lugar. Analizando esta imagen veremos que fue tomada en Estoril y si indagamos obtendremos mucha información

Le Reposoir

Le Reposoir

A veces se da el caso contrario en el que una ausencia de elementos habla de una presencia anterior. Incluso con esta foto también podemos saber dónde estamos por ese tipo de chinchetas, muy utilizadas en los pueblos de los Alpes. Fijándonos más, puede apreciarse el reflejo del autor en una de ellas por lo que sabríamos que era verano.

Valencia

Valencia

Una chapa metálica anodina puede cobrar vida y expresividad. De nuevo damos pie a inventarnos una historia sobre ese pobre librero condenado, por que no todo va a ser extraer información precisa de una foto así.

Estocolmo

Estocolmo

Aunque si nos empeñamos en tener información en otra anodina chapa metálica con una marcada geometría y unas pintadas que, probablemente, no significan nada, un elemento cuidadosamente colocado nos dice dónde estamos, una fecha y una página web: Estocolmo, 2007

Oporto

Oporto

Y de Estocolmo viajamos a Oporto… y se nota. Esta foto casi podría ser un retrato del espíritu de la ciudad donde desemboca el Duero

Graz

Graz

Geometría, estratos ordenados. Líneas verticales y horizontales… es Graz, Austria. Y es que sólo los austriacos son más cuadriculados que los alemanes. Y lo son mucho más.

Praga

Praga

También podemos retratar una visión de la ciudad que normalmente no asociaríamos a la misma. Esto es Praga y, personalmente, me interesa muchísimo este buzón, estos carteles, este aspecto que, en el fondo, habla mucho de cómo es esa ciudad real más allá del Puente Carlos, el Castillo o el Danubio.

Alicante

Alicante

En ciudades con poco o ningún atractivo urbano (y no, no es Valladolid) pero en las que puedes encontrar una fachada con historia, con estratos superpuestos, con esa huella del tiempo y un pequeño poema que, una vez más, si lo interiorizas puedes buscarle otros significados.

Berlin

Berlin

Pero si alguna ciudad es el paraíso de este tipo de fotografía, esa es Berlín: sobre una geometría estricta de unos buzones, dibujos, escritos, minigrafitis, pegatinas… se crea una textura con un fuerte contenido estético.

Lisboa

Lisboa

¡Feliz Navidad! Si hay una ciudad como Berlín que no sea Berlín, esa es Lisboa. Si se fijan aquí vemos carteles que anuncian las fiestas de Navidad y Nochevieja. De nuevo obtenemos mucha información sobre el dónde y el cuándo. En este caso también qué hacía yo en el Bairro Alto.

Sanabria

Sanabria

Y  terminamos como empezamos, en esta ocasión junto a una carretera comarcal cerca de Sanabria con la infinita tristeza de ver esa huella que dejó un bar que fue y que ya no es. Unámonos para que esto no suceda más veces, coja su tablet o su portátil y la próxima entrada leala tomando un café o una cerveza en su local favorito.

·············

Para los que prefieran esperar a la película antes de leer el libro:

·············

Si usted tiene algo que contar, siempre habrá alguien que lo quiera escuchar. PechaKucha es una experiencia muy recomendable: PARTICIPE!

·············

Una vez más, aunque palimpsestos, las imágenes son propiedad del autor. Si quiere usarlas sin fines comerciales, adelante (se agradece citar la fuente y el autor). Para más fotos, contacte conmigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *