© pedro ivan ramos martin | luz10.com

fueda TATÓN!

Acaba Junio y se desperaza el verano que asolará la planicie mesetaria en la que habito. Por fin hace calor en este extraño, intenso y trepidante 2018 en el que no nos hemos visto las caras por aquí desde el lejano y frío día de reyes.

El tiempo pasa: hacía ya mucho que yo no venía por este bar, cosa que lamento profundamente, por imperdonable.

La última vez que aporreé estas teclas aún olía a turrón y colesterol. Ahora casi huele a Tour: mañana saldré en bici y, con suerte, el calor golpeará sin piedad mi montura de titanio.

Read More

Miserable

Carlo Cipolla, un referente para este blog, establecía que había cuatro tipos de personas: inteligentes, incautos, malvados y estúpidos, siendo estos últimos los más peligrosos de todos ellos.

Pero dentro del grupo de los estúpidos, aunque Cipolla no lo nombra, hay un subgrupo especialmente nocivo: los miserables.

Read More

©pedro ivan ramos martin | luz10.com

Hay que viajar más

Como a estas alturas todos ustedes saben, en Luz10 recomendamos repetidamente desenroscarse la boina, otear allende la linde del terruño y viajar cuanto se pueda.

No les diré lo de Pío Baroja -aquello de que el carlismo se cura leyendo y el nacionalismo, viajando… ups!- pero sí les diré una y mil veces y lo repetiré hasta que me sangren los dedos de aporrrear teclas que hay que viajar más.

Read More

hygge © pedro ivan ramos martin | luz10.com

hygge significa bicicleta

Dicen que los daneses tienen hygge -pronúnciese jigue, juuga, huugue o algo así… yo que sé, si soy de Salamanca- que debe ser como tener flow pero en versión ser apestosamente feliz.

Porque sí, queridos lectores, los daneses son, en general -o al menos eso nos dicen- felices.

Las bases del hygge, parece ser, son muchas de esas pequeñas cosas que llevamos años pregonando en Luz10, pero después de pasar una semana en el epicentro danés, København, creo estar en disposición de afirmar con toda rotundidad que Hygge significa bicicleta.

Read More

tierra de campos

Tierra de Campos

El clima es seco, el terreno árido.

Amalgamando esas dos claves se conforma el carácter hosco del habitante de la meseta. Porque eso es así. Porque es lo que hay.

Porque el invierno hiela con un frío que cala hasta lo más profundo de los huesos y el verano asola cualquier brizna que intente brotar.

Son tierras anchas, yermas, devastadas por la soledad. Dominadas por un horizonte que aplana el espíritu.

Si Mad Max hubiera sido hispano, habría quemado octanos en Tierra de Campos.

Read More