Nemo Propheta in Patria

Nemo propheta acceptus est in patria sua es un dicho latino -del latín, no confundir con el estribillo de algún hit de reguetón- que viene a decir que nadie es profeta en su tierra.

Convenientemente acortado es el nombre del famoso bote diseñado por el mismísimo Alvar Aalto y es que a su vivienda experimental sólo se podía llegar navegando.

Vayamos a Muuratsalo.

Muuratsalo es una isla situada en el lago Päijänne, muy cerca de la otra isla aaltiana, Saynatsalo, y como a buena parte de los miles de islas situadas en los lagos finlandeses, en verano,  sólo se podía llegar sobre algo que flotase.

© luz10.com pedro ivan ramos martin nemo prophrta in patria alvar aalto

sólo así se podía llegar al refugio-paraíso de Aalto.

En los años 50 Aalto diseñó el trozo de madera más rápido del lago, su famosa embarcación a la que bautizó como Nemo Propheta in Patria y que hoy puede visitarse cuando se va a ver la vivienda experimental en la que el arquitecto probaba soluciones constructivas, materiales y salidas de emergencia para los amantes de Elissa.

© luz10.com pedro ivan ramos martin nemo prophrta in patria alvar aalto

una trasera imponente

El nombre no es casual y se lo puso en un ataque de ira arquitectónica después de tirarle un canto a un neón que alguien había colocado en el ayuntamiento de Saynatsalo sin tino ni criterio mientras exclamaba, precisamente, que nadie era profeta en su tierra. Es hermoso  imaginar al genio liándose a pedradas contra un anuncio y maldiciendo en arameo ante tamaña afrenta.

© luz10.com pedro ivan ramos martin nemo prophrta in patria alvar aalto

Una delantera muy trabajada

Para esta embarcación Aalto dibujó compulsivamente y, dicen, puso más empeño que en cualquiera de sus obras arquitectónicas pues estaba fascinado explorando las posibilidades plásticas que le ofrecía este tipo de diseño con el uso de formas que no podía emplear en sus obras de tierra firme.

© luz10.com pedro ivan ramos martin nemo prophrta in patria alvar aalto

A pedradas si es preciso

De hecho el barco se diseñó y construyó dos veces en colaboración con el sufrido constructor -de barcos- Lauri Kosola. Este divertimento mide 10 metros de largo, poco más de 2 de ancho y en la cabina llega a una altura de 2,5 metros. Sin duda el espacio habitable más pequeño diseñado por Aalto. Curiosidad: el tejadillo dio más quebraderos de cabeza de lo que pudiera parecer.

© luz10.com pedro ivan ramos martin nemo prophrta in patria alvar aalto

No hay nada sencillo en el universo Aaltiano

Cuentan las lenguas más viperinas que Aalto era un tanto torpe al timón del navío pero que Elissa se desenvolvía como pez en el agua a los mandos así que él se limitaba, sencillamente, a disfrutar.

© luz10.com pedro ivan ramos martin nemo prophrta in patria alvar aalto

Lugar de ocio y esparcimiento

Cuando Aalto murió en 1976 el barco se trasladó a Turku para disfrute familiar, pero el agua salada lo arruinó. Así que Elissa lo donó al Museo Alvar Aalto trasladándose a la isla de Juurikkasaari, frente a Saynatsalo. A finales de los Ochenta se reconstruyó siguiendo dibujos de Elissa y trasladó de nuevo al embarcadero de Muuratsalo.

© luz10.com pedro ivan ramos martin nemo prophrta in patria alvar aalto

no corta el mar sino vuela…

En realidad primero se intentó el traslado con mucha pompa y boato en helicóptero pero aquello no resultó ser una buena idea pues empezó a oscilar de manera alarmante debido a las turbulencias de las hélices del aparato cuando apenas se había elevado unos metros. Siguiendo la lógica más elemental finalmente se llevó por el agua.

© luz10.com pedro ivan ramos martin nemo prophrta in patria alvar aalto

El descanso del guerrero

En 1996 se convocó un concurso internacional para construir un refugio donde guardar esta pieza. El proyecto ganador fue el de un par de estudiantes de Dinamarca que consiguieron un elegante resultado.

·············

En la siguiente entrega hablaremos un poco de esa salida de emergencia para los amantes de Elissa, que sé que se han quedado con la copla.

·············

Las pizpiretas estudiantes que ganaron el concurso para la construcción del refugio del barquito son Claudia Schulz y Anne-Mette Krolmark.

·············

El intrépido narrador de esta historia se gastó sus buenos euros en visitar Muuratsalo, compadezcanse de él y compartan esta entrada.

·············

Como siempre, texto y fotos originales de su fiel y seguro servidor, © pedro iván ramos martín. Si las necesitan, úsenlas, pero citen autor y procedencia.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.