nani pinarello luz10

Maglia nera.

El pasado cuatro de Septiembre nos dejaba Giovanni, “Nani” Pinarello. El Señor Pinarello.

Ha muerto a la nada desdeñable edad de 92 años así que tampoco es cuestión de montar un dramón. Más bien es cuestión de realizar un pequeño homenaje a un hombre que construyó algunas de las más bellas bicicletas, cuando las bicicletas eran hermosas.

Giovanni nació en un pequeño pueblo del norte de Italia, muy cerca de Treviso en 1922.

Como al mozo le gustaba pedalear llegó incluso a correr en profesionales durante 4 años. Eran años donde el ciclismo era un deporte para tipos duros. Pero duros de verdad, nada de mocitos plañideros como son hoy en día muchas estrellitas del pedal que más parecen delicadas bailarinas de ballet que ciclistas. Por aquel entonces se entendía el ciclismo de otra forma: sin dinero, corriendo por carreteras sin asfaltar, sin material técnico y partiéndose la cara con gente como Coppi o Bartali (¿Quién le dió la borraccia a quién?).

No se puede decir que lograse un excelso palmarés. Es posible que su mejor logro fuese la maglia nera del Giro, lo que en el Tour de Francia vendría a ser el farolillo rojo y que en román paladino sería ser el último. La logró el 10 de Junio de 1951, el día de su cumpleaños y no se crean que eso es ninguna tontería. El portador de la maglia negra compartía honores en el paseo triunfal en el velódromo Vigorelli con los poseedores de las otras maglias más honoríficas. Bobet le dedicó ese último maillot escribiendo algo así como “el maillot negro del ciclismo… pero la maglia rosa de la vida”.

1951. Una bicicleta para la maglia nera pedro ivan ramos luz10

1951. Una bicicleta para la maglia nera

Pero treinta años después de venir a este mundo que acaba de abandonar tuvo la genial idea de montar la fábrica de bicicletas que llevaría su apellido: Cicli Pinarello.

Esto de juntar doce tubos de acero no era nuevo para él. Con quince años empezó a trabajar en una pequeña fábrica de bicicletas y durante toda su carrera amateur siguió con este noble oficio. Gracias a la indemnización que le dio su equipo por dejarle fuera del Giro en favor de un coequipier de Coppi que había sido despedido del Bianchi, Nani tuvo el dinero suficiente como para dejar de sufrir sobre una bicicleta y montar su propia marca. Comenzaba la Historia.

Poco a poco las bicicletas fabricadas por Pinarello fueron introduciéndose en el mundo de la competición comenzando a lograr victorias menores y empezando a patrocinar un equipo profesional en 1960. En 1961 una bicicleta Pinarello, la de Guido de Rosso, gana el Tour del Porvenir.

 

1961: Primera victoria de una Pinarello en profesionales.. luz10

1961: Primera victoria de una Pinarello en profesionales.

Y en 1975 logran su primera victoria en el Giro de Italia con Fausto Bertoglio.

1975 fausto bertoglio luz10

1975. Una bicicleta para ganar en el Giro.

En 1984 Alexi grewal gana el oro en Los Angeles; en 1988 Perico Delgado gana el Tour de Francia.

1981. Battaglin vuela sobre Le Tre Cime di Lavaredo.

1981. Battaglin vuela sobre Le Tre Cime di Lavaredo.

1989, La Vuelta de Perico. Un año antes, el Tour

1989, La Vuelta con Perico. Un año antes, el Tour.

Mientras tanto, en un pequeño pueblo de Navarra, un fornido mocetón de poblada ceja, arisco perfil y clase para dar, tomar y regalar nunca se bajó de una Pinarello desde que empezó a pedalear en el Reynolds aficionado.

1985. Miguel Indurain líder más joven de la historia de la Vuelta.

1985. Miguel Indurain líder más joven de la historia de la Vuelta.

El Mozo era Miguel Induráin Larraya y sobre la mítica marca logró todas sus victorias: los Tours, los Giros, las vueltas de una semana, las clásicas, el récord de la hora, el oro olímpico…

1993. Un arma mortal contra el reloj.

1993. Un arma mortal contra el reloj.

1993. La Espada. Un mandoble al récord de la hora.

1993. La Espada. Un mandoble al récord de la hora.

Pero Don Miguel siempre fue un hombre de recias tradiciones y aunque en el Tour 91 también usó un cuadro TVT de carbono pegado con racores pudo disfrutar de la máxima expresión en cuanto a cuadros de acero ha fabricado la mano del hombre, con permiso de (pónganse en pie) el Señor Marotias -padre, por supuesto-. Y es que durante unos años el genio Dario Pegoretti estuvo soldando cuadros de competición para Pinarello. En 1994 Induráin consiguió el último Tour que ganó un cuadro de acero.

1994. Último Tour ganado por el acero.

1994. Último Tour ganado por el acero.

Los cuadros rojos firmados por Pinarello y ejecutados por Pegoretti eran auténticas joyas. El acero se soldaba con precisión y con la finura que sólo las expertas manos de un artesano tocado por los dioses podían conseguir.

1995. Una etapa y un Tour para recordar. Ya sobre aluminio.

1995. Una etapa y un Tour para recordar. Ya sobre aluminio.

Pero todo lo bueno se acaba. El acero dejó paso al aluminio y éste a la fibra de carbono. Las bicicletas Pinarello siguieron ganando Tours y hoy equipan a algunos de los más importantes equipos ciclistas de la actualidad.

Pero quizás estas bicicletas de tubos gordos y hormonados, de curvas sinuosas y una más que dudosa estética perfilada en un túnel del viento -y fabricadas en tierras exóticas- estaban perdiendo, poco a poco, su alma.

2013. Una bicicleta sin alma, como su dueño.

2013. Una bicicleta sin alma, como su dueño.

Se ha ido Nani.

Pero para mi Pinarello murió cuando salió su último cuadro de acero de la fábrica de Italia.

·············

Bueno, y después de esto, si que retomamos el viaje a Japón…
·············
No debería tener que decírselo, pero compartan luz10. Incluso aunque no les gusten las bicicletas.
·············
Ninguna foto es propiedad del autor del texto, usease ©Pedro Iván Ramos Martín. Así que hagan con ellas lo que estimen conveniente. Han sido extraidas de las páginas de Pinarello, Movistar y pinterest.
·············

2 thoughts on “Maglia nera.

    • La tuya es de aluminio y debes conservarla.Claro que no se puede vivir en el pasado que una cosa es el rendimiento y otra la sensibilidad.
      Pero no te compres una Pinarello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *