prouve luz10 01

La bicicleta (de Prouve)

Fuentes bien informadas, me confirman que el pasado uno de enero comenzó un nuevo año. Como era uno de enero y a pesar del viento, de la lluvia y de la gripe la tradición indica que hay que salir a montar en bicicleta y es que, a pesar de la creencia popular, estos benditos artefactos no son para el verano.

Durante las dos horas de calvario voluntario que pasé semiagonizante bajo el temporal el tema de la nueva entrada del blog estaba claro: la bicicleta.

Como el sagaz lector de este humilde blog ya habrá podido adivinar, todo lo que tenga dos ruedas, manillar y pedales es algo que me atrae profundamente. Como la luz a las polillas. Como el néctar a los zánganos. Como el dinero a los especuladores. Como la carroña a los buitres. Como las fotos a los políticos… es una atracción fatal e imposible de vencer. Así que hoy les hablaré de una bicicleta en concreto: la bicicleta de Prouvé.

prouve luz10

Un concepto revolucionario

Allá por 1941 cuando el mundo estaba ocupado dándose de bombazos en la II Guerra Mundial, este absoluto genio del diseño ideó una herramienta para que la clase trabajadora pudiera desplazarse desde sus hogares hasta sus puestos de trabajo de una manera eficaz, sencilla y económica. Sería redundante decir que lo que Prouve diseñó era una bicicleta.

Durante más de un siglo, una bicicleta ha sido básicamente una estructura formada por tres triángulos fabricados con 9 tubos -en realidad dos triángulos y un cuadrilátero unidos por un lado común a los tres-  y una horquilla con otros tres. Y esto ha sido (más o menos) así siempre. Desde la bicicleta con la que Maurice Garin ganó el primer Tour de Francia hasta la de Chris Froome, último ganador. Una bicicleta son 12 tubos de los que se ven 11.

Pero Prouvé creyó que había otra alternativa. Ideó un bastidor en chapa de acero monoviga que unía la pipa de la dirección con los soportes para pedalier y sillín y que se convertía en los brazos que soportarían la rueda trasera. El concepto era absolutamente revolucionario: unía de la manera más directa posible la dirección con el eje del tren trasero y de hecho pienso que fue la base para que otro genio como fue Antonio Cobas pusiese patas arriba el diseño de chasis en el mundo de las motos de Gran Premio con el deltabox (diseño de JJ Cobas que hoy utilizan todas las motos de competición) y quien también hizo sus pinitos en el diseño de bicicletas.

prouve luz10 01

planos de 1942

Podemos reconocer claramente las formas usadas por Prouvé en sus diseños, siendo los soportes de sillín y pedalier un reflejo de las patas traseras de su célebre silla Standard.

La estructura era robusta y fiable, pero presentaba un claro problema: el peso. Medio siglo después, en la edad de oro del desarrollo del moutain bike algunos montes se vieron surcados por un artefacto directamente derivado de los planos del diseñador francés, las S’Bike que en su momento planteaban un concepto revolucionario, aunque como hemos visto ya contaba con 50 años de edad.

prouve luz10

detalles

Otro genio loco como Graeme Obree tomó la base de la bicicleta de Prouvé para reirse del mundo entero y los sesudos ingenieros de Pinarello la miraron con el rabillo del ojo para diseñar la de Mr. 60%. Incluso una de las más bellas máquinas jamás creada para cortar el aire en los velódromos sigue las pautas marcadas por el francés: la Lotus.

Hoy en día cualquier hipster se dejaría cortar la barba por dar un paseo en esta revolucionaria propuesta de principios de los ’40. Desafortunadamente sólo se conserva una de ellas completa aunque algún cuadro anda por el mundo de museo en museo como el del Charles Pompidou.

·············

Es curioso (o tal vez no tanto) ver como un artefacto creado para cumplir una función de manera económica se ha convertido en la bicicleta más cara jamás construída por el hombre.

·············

Hablando de bicicletas, a Lord Foster se le ha ido la pinza.

·············

Andy Martin diseña una bici para Thonet y no le queda mal.

·············

Les confesaré una de mis obras de arte-fetiche. Duchamp.

·············

Si conocen más bicicletas famosas, si quieren compartir sus conocimientos bicicleteros, este es su momento. Como siempre, si comparten o comentan este humilde blog, el karma será generoso con ustedes.

·············

Un texto original de su fiel y seguro servidor © Pedro Iván Ramos Martín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *