Jyvaskyla ©pedro ivan ramos martin www.luz10.com

Jyvaskyla

La conjetura de Hodge es un importante problema de geometría algebraica todavía no resuelto en el que se relacionan la topología algebraica de una variedad algebraica compleja no singular y las subvariedades de esa variedad. En concreto, la conjetura dice que ciertos grupos de cohomología de De Rham son algebraicos, esto es, son sumas de dualidades de Poincaré de clases homólogas de subvariedades.

Seguramente ustedes, al igual que yo, se hayan quedado con el culo torcido y cara de pez al leer esto. Pero gente lista que si entiende de estas cosas resume que, como muchas otras conjeturas famosas, la conjetura de Hodge afirma que lo fácil permite entender lo difícil.

Este resumen tan tonto como certero  podría ser considerado como uno de los pilares a tener en cuenta para conseguir una venturosa existencia y sirve de astuta argucia para continuar una serie olvidada de entradas relacionadas con el colosal arquitecto  finés Alvar Aalto.

Los más fieles seguidores de esta bitácora quizás alcancen a recordar que tiempo atrás emprendimos un viaje por la obra finlandesa de Aalto. Si el viajero decide llegar hasta la remota población de Jyvaskyla le será fácil encontrar el Museo Alvar Aalto y a partir de ahí empezar a comprender la inabarcable obra del arquitecto finlandés, como si de una conjetura de Hodge se tratase.

Jyvaskyla ©pedro ivan ramos martin www.luz10.com

Adéntrese en el complejo mundo Aaltiano. Jyvaskyla ©pedro ivan ramos martin www.luz10.com

Y aunque no solo de museos de Alvar Aalto vive Jyvaskyla, si vamos a dedicar esta entrada, mayormente, a este pequeño edificio que en su interior guarda, de manera condensada, una magnífica síntesis de lo que usted ha visto en su arquitectónico paseo por estas tierras y lo que le espera en los siguientes días.

Jyvaskyla ©pedro ivan ramos martin www.luz10.com

En Jyväskylä la obra de Aalto está por doquier. Jyvaskyla ©pedro ivan ramos martin www.luz10.com

Habíamos visto tiempo atrás que Saynatsalo se construyó entre el 50 y el 52 y Muuratsalo entre el 52 y el 52.

Aalto puso el lápiz en Jyväskilä por primera vez en 1923 cuando abrió su primer estudio de arquitectura. No hay otro lugar en el mundo con más obras del arquitecto.

Jyvaskyla ©pedro ivan ramos martin www.luz10.com

Jyväskylä, un lugar lleno de obras Aaltianas. Jyvaskyla ©pedro ivan ramos martin www.luz10.com

En 1951 volvió para construir un conjunto de edificios para la Universidad y no paró hasta el 73, año en el que se construyó el edificio del museo que en principio estaba pensado para albergar exposiciones de arquitectura.

En la fachada de este edificio podemos encontrar las piezas cerámicas planas llamadas «halla», que viene a ser la manera en la que los fineses dicen «congelado». Se sitúan sobre un zócalo de hormigón blanco y marcan un ritmo vertical que recorre la piel del museo.

Jyvaskyla ©pedro ivan ramos martin www.luz10.com

En esta ciudad hallará hallas. Jyvaskyla ©pedro ivan ramos martin www.luz10.com

Este tipo de piezas cerámicas, ora planas, ora curvas, fueron profusamente empleadas por el arquitecto en varios proyectos de su madurez. Como no podía ser de otra forma las fabricaba Arabia y hoy se pueden comprar como pétreo y arquitectónico souvenir friki. Quizás debí hacerme con una. Ya conocen mi querencia por las cosas.

Tras pagar una asequible entrada, en el interior podemos contemplar la evolución del Maestro con especial mención a los temas de diseño que desarrolló, principalmente, con Aino.

Jyvaskyla ©pedro ivan ramos martin www.luz10.com

Pasen y vean Jyvaskyla ©pedro ivan ramos martin www.luz10.com

A alguien a quien, por casualidades de la vida, son los muebles los que le dan de comer, el poder ver una recreación de lo que fue el pabellón de Finlandia en la Expo del 39, el poder ver mobiliario original de lo que fue una habitación de Paimio, poder contemplar el desarrollo de sus experimentos con los tres tipos de patas, ver el mobiliario de la Mairea y rarezas como el taburete con el ensamble en las patas porque durante la II Guerra Mundial escaseaba la leche (un día se lo cuento en una entrada dedicada al tema patas)… es una experiencia única.

Jyvaskyla ©pedro ivan ramos martin www.luz10.com

De Paimio a Jyväskylä Jyvaskyla ©pedro ivan ramos martin www.luz10.com

En un enorme mural se sitúa una suerte de línea del tiempo aaltiana con las piezas diseñadas y producidas industrialmente para el noble arte de aposentar el culo -perse en finés, por si les interesa el dato- . A sus pies se puede ver el proceso de doblado de las piezas de madera y los utensilios empleados.

Jyvaskyla ©pedro ivan ramos martin www.luz10.com

Panel informativo. Jyvaskyla ©pedro ivan ramos martin www.luz10.com

También hay profusión de piezas de vidrio, entre ellas un delicioso jarrón savoy rojo, el molde de madera en el que soplaban los jarrones originales, la delicadísima pieza multifacetada o el delicioso conjunto Flor de bandejas que hoy Iittala vende a un precio desorbitado.

Jyvaskyla ©pedro ivan ramos martin www.luz10.com

todo al rojo. Jyvaskyla ©pedro ivan ramos martin www.luz10.com

Por supuesto, los diseños de lámparas también ocupan un lugar importante, hay maquetas, hay dibujos, hay planos…

Jyvaskyla ©pedro ivan ramos martin www.luz10.com

100% Aalto. Jyvaskyla ©pedro ivan ramos martin www.luz10.com

Naturalmente, en esta ciudad-parque-temático situada a algo menos de 300 km de Helsinki el edificio del teatro es una visita obligada.

Es una de las grandes obras del último periodo del arquitecto. A mi modesto entender -y mátenme si así lo estiman oportuno- los grandes edificios dotacionales de esta última fase pierden fuelle en comparación con otras obras más comedidas en las que el genio aaltiano se destila en cada esquina.

Jyvaskyla ©pedro ivan ramos martin www.luz10.com

El teatro. Muy Aaltiano él. Jyvaskyla ©pedro ivan ramos martin www.luz10.com

Afortunadamente hay excepciones, pero para verlas tendremos que seguir camio hacia Helsinki. Prepárense, porque son más de 3 horas de coche -en verano-.

·············

Habrán visto que esta se trata de una entrada un tanto rápida y ligera. Es posible que la explicación sea que el intrépido equipo de Luz10 amaneció en las montañas de Muurame, por la mañana visitó Saynatsalo, a mediodía Muuratsalo y por la tarde Jyvaskyla para ese día acabar con sus huesos en Helsinki.

·············

Si realizan un viaje a tierras del Norte sean inteligentes, no sean como Luz10 y tómense un día para visitar más tranquilamente Jyväskylä.

·············

Con Jyvaskyla termina el periplo por las tierras de los Mil Lagos. Una zona que merece un viaje con más calma para disfrutar de la arrebatadora naturaleza salvaje que posee.

·············

El día de autos, Luz10 acabó molido de tanto trajín para poder traerles a ustedes estas singulares aventuras. Sean buenos. Sean buenas y compartan esta entrada con todo aquel que sea merecedor de su aprecio. Pueden usar las fotos, pero citen su procedencia y no me quiten la marca de agua.

·············

Texto, fotos y desventuras de su más fiel y seguro servidor ©pedro iván ramos martín. Como siempre.

·············

bonus track:

 

 

7 thoughts on “Jyvaskyla

  1. No recuerdo como encontré tu blog, pero lo que es seguro que fue demasiado tarde. Me gustó tu manera de recordar una casa, la de tus abuelos?… digo que demasiado tarde porque en el verano de 2017 estuvimos en Finlandia, casi un mes, en autocaravana y vimos algunas obras de Aalto, como el sanatorio. Una iglesia y un complejo administrativo en Seinäjoki,.. Pero vaya aparte que el Museo estaba cerrado el día que andabamos por ahí, no teníamos tanta información como ahora con tus magnificos posts. También es que nos despistamos un poco veníamos de Kuomio hacia Tampere y algo hartos de árboles que esconden lagos que crian miles de mosquitos… Lo de la sauna, en verano, es para escapar de los mosquitos estoy convencida de ello.
    Durante el viaje hacíamos un blog, te dejo la dirección, por si te interesa.
    También hicimos video y lo monté, no son para los Goya, pero son un recuerdo de algunos lugares, te dejo un enlace

    • Gracias por comentar!
      Finlandia es un sitio al que volver. Un mes en autocaravana por Escandinavia es uno de esos viajes soñados que espero poder hacer algún día.
      Le echaré un vistazo a tu blog… para la envidia y eso.
      Un saludo.

  2. ¡Fantásticas fotos! Me ha encantado el post. Me ha dejado con unos irresistibles deseos de visitar el museo; no sólo para hallar hallas o para descubrir la insospechada relación entre la escasez de leche durante la II Guerra Mundial y el ensamblaje de las patas de los taburetes, sino, sobre todo, para poder «respirar» in situ tal sobredosis Aaltiana.

    ¿Cuánto tiempo calculas que es conveniente invertir para visitarlo con tranquilidad?

    • Gracias por comentar y por los piropos…
      El museo no es muy grande… pero es muy denso. Puede valer para dar una vuelta y despacharlo en una hora o puede ser un lugar en el que echar la mañana o la tarde si se escudriña todo. Ese segundo caso pienso que sólo es si se va con algún tipo de interés de investigación o si se quiere hacer una visita muy, muy exhaustiva.
      Creo que con un par de horas tienes para ver el museo con calma y tomarte un café en la cafetería.

      (Me están entrando ganas de volver a Finlandia)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *